Las plantas medicinales son utilizadas hace miles de años y actualmente se sabe que estas propiedades curativas se deben a la presencia de algunos principios activos que permiten aliviar distintas patologías. 

En Chile, se les conoce como “fitofármacos” y al ser un producto farmacológicamente activo, se rigen por las disposiciones del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) que certifica su calidad, seguridad y eficacia.

Actualmente es el ISP quien realiza el proceso de registro de cada fitofármaco y que incluye cerca de 400 productos, muchos de los cuales son de venta exclusiva en farmacias, asegurando al usuario un producto confiable. 

Si bien existen fitofármacos de venta libre, hay otros requieren de una receta médica

porque tratan enfermedades que deben ser diagnosticadas por un especialista, realizando un seguimiento del paciente, por ejemplo para evaluar la interacción de este producto con otro medicamento. 

Abrilar es un fitofármaco que tiene como principal componente el extracto de Hedera hélix, una planta medicinal conocida también como Hiedra común. Y aunque existe algunos jarabes para la tos, Abrilar® se distingue por su proceso de fabricación individual y único. 

Este exclusivo proceso de fabricación está patentado cuyas características individuales pueden ser comparados con una huella digital. Lo que diferencia a Abrilar®, es que el ingrediente activo de la hiedra no es la planta en sí, sino el extracto seco de los ingredientes seleccionados, aislados y purificados desde la hoja.

Si quieres conocer más sobre este tipo de productos, puedes visitar la web www.ispch.cl

También te puede interesar